CECE entrega sus “Reconocimientos a los Valores Sociales”

CECE entrega sus “Reconocimientos a los Valores Sociales”

La Fundación Montañeros por el Himalaya Edurne Pasaban, la Fundación Mapfre, ABC –Familia, y el Colegio Asbibe han sido los galardonados en esta edición.

Edurne Pasaban, Raúl Costilla, Laura Peraita y Angel San Martín han sido los encargados de recoger los premios.

En un entrañable acto en el estadio de futbol “San Mamés” CECE ha hecho entrega de sus Reconocimientos a los Valores Sociales.

Con estos galardones CECE pretende distinguir a aquellas personalidades o entidades que se han destacado por defender la libertad, la justicia y la solidaridad en el ámbito educativo, cultural, deportivo, científico y humanitario.

En su edición 2016 CECE ha querido reconocer a: FUNDACIÓN MONTAÑEROS POR EL HIMALAYA EDURNE PASABAN, por la solidaridad mostrada con los niños y niñas de las montañas de Nepal, Pakistan, Tibet, India y Bhután con la esperanza de abrir una vía a la enseñanza, financiando proyectos relacionados con la educación elemental, destinados a esos niños, paliando una de las necesidades más primarias y urgentes de las poblaciones del Himalaya como es el derecho a la educación.

FUNDACIÓN MAPFRE, por entender la educación como motor esencial para la transformación y desarrollo de las personas y la sociedad. Por pensar que la educación nos permite elegir y labrarnos oportunidades. Por fomentar iniciativas que incidan en la disminución del abandono escolar, que ayuden a los profesores a afrontar los nuevos retos y facilitar a los estudiantes para que sepan elegir su futuro.

ABC –FAMILIA, por ser altavoz de padres, educadores, colegios, alumnos, expertos,… en materia educativa; por ser un importante canal de información sobre la actualidad pedagógica, didáctica, formativa, docente, etc… y colocar así, cada día, a la Educación en el lugar protagonista que le corresponde.

COLEGIO ASBIBE, por creer que cada uno de sus alumnos puede llegar al máximo de rendimiento de sus capacidades para integrarse en su propia realidad individual y social, de la que forma parte, respetando su derecho a ser diferente, proporcionándoles el soporte pedagógico que sus necesidades específicas precisan.